fbpx

Conoce más sobre los créditos hipotecarios para adquirir un bien inmueble.

¿Quieres comprar vivienda?
Considera la opción de crédito hipotecario

Cada vez son más las alternativas existentes para obtener la oportunidad de vivir en un lugar propio, o capitalizarse y hacerse un patrimonio al adquirir un bien inmueble.

Una de las alternativas más viables para adquirir una casa o departamento es a través de un crédito hipotecario. Los mexicanos están eligiendo cada vez más esta opción para ser propietarios de inmuebles. Según Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los créditos entregados para compra de vivienda media y residencial, hasta mayo de 2019, tuvieron una participación del 87.8% en la cartera. Representan 751 mmdp, con un crecimiento anual de 7.8%.

Este tipo de crédito está respaldado por una garantía hipotecaria, es decir, si el deudor dejara de pagar las cuotas, el acreedor o entidad financiera podría quedarse con el activo hipotecado, que por lo general es un bien inmueble. Consiste en un préstamo a largo plazo que cuenta con un interés inferior al de otro tipo de préstamos. 

La diferencia entre un préstamo y un crédito también radica en que, en el caso del crédito, la entidad abre una cuenta para que el cliente acceda al dinero que necesita, y este va pagando periódicamente. Por su parte, cuando se pide un préstamo, el banco pone a disposición del deudor la cantidad fija de dinero requerida, que debe ser devuelta en cuotas en un tiempo predeterminado. 

Este tipo de créditos sólo se solicitan para adquirir un bien inmueble y con un límite máximo de su valor en el mercado. Además, al considerar los ajustes a la baja que registra la tasa referencial del Banco de México (Banxico) a octubre de 2019, los créditos hipotecarios podrían registrar mejoras en sus condiciones al finalizar el año.

De acuerdo con las cifras de la Asociación de Bancos de México (ABM) el crédito bancario continua en alza siendo el crédito destinado a la compra de inmuebles el de mayor repunte en la primera mitad de 2019, lo cual, según proyecciones, podría crecer aún más a finales de año debido a ser la temporada con mayores ingresos de solicitudes para créditos hipotecarios.

En general, varias instituciones financieras como Banamex, BBVA, Scotiabank y HSBC se han consolidado en el mercado hipotecario mexicano. Por ejemplo, Scotiabank otorgó 122,142 créditos de vivienda, en el primer trimestre de 2018, comparado con los 106,928 que aprobó en el mismo periodo en 2018. Por su parte, HSBC aumentó en 85% la entrega de créditos, de un año al otro, en el mismo lapso

Puntos clave a tener en cuenta

Antes de adquirir un crédito hipotecario, César Gargari Hinojosa, socio fundador de Credit Brokers, recomienda tomar en cuenta que una institución financiera no concede préstamos del 100 por ciento del valor total de un inmueble, por mucho podría llegar al 90 por ciento. “Por tanto, lo recomendado es siempre tener ya el 10 por ciento del enganche, la comisión por apertura, el pago al notario, entre otras comisiones”, aseguró Hinojosa. 

Gargari advierte que “Nunca es bueno comprar algo y quedarte con nada”, por lo que es necesario contar con un colchón económico para la adquisición de una casa en el caso de ser necesario remodelaciones, mudanzas y seguros. Para Gargari, es importante recalcar la importancia de la cultura patrimonial en México, donde comprar una casa comienza a ser un plan contemplado entre los 28 y 45 años en promedio. 

Muchos contemplan la alternativa de los créditos brindados por Instituto del Fondo Nacional de la vivienda para los trabajadores (Infonavit). Sin embargo, este crédito tiene una tasa fija es del 12 por ciento anual, mientras el crédito bancario tradicional hoy se ubica por debajo de esta cifra, entre 9 o 9.5 por ciento al año. Asimismo, esta entidad mexicana presta un monto máximo de un poco menos de dos millones de pesos, según el salario del solicitante. En este tipo de casos, los expertos de la industria inmobiliaria en México recomiendan buscar un crédito mixto. 

Lo más interesante de los créditos hipotecarios es que no sirven únicamente para comprar una casa nueva o usada, sino también para ampliar o remodelar; obtener liquidez o incluso para que mexicanos residentes en el exterior se hagan propietarios de un inmueble en el país, y lo paguen mediante remesas.

Todas estas son alternativas que están sobre la mesa al momento de adquirir un bien inmueble. Uno de los principales temores de las personas al comprometerse a este tipo de crédito es quedarse sin empleo, pero es habitual que los bancos cuenten con seguro de desempleo, que se obtiene al momento de adquirir el crédito. Lo importante, sin duda, es escuchar los tipos de planes y los beneficios que cada entidad ofrece. 

¿Deseas recibir más información? Déjanos tus datos

¿Deseas atención personalizada? Escríbenos un WhatsApp

WhatsApp chat